Industria Argentina

  • 74

Según un informe del Ministerio de Desarrollo Productivo el sector creció 4,8% en los primeros 8 meses del año, en comparación con el mismo período de 2019.

En los primeros ocho meses del año la industria manufacturera creció 4,8% respecto al mismo período de 2019, de acuerdo al último Informe de Panorama Productivo del Centro de Estudios para la Producción (CEP-XXI), en el que se subraya que en agosto, 10 de 14 sectores industriales consumieron más energía que en el mismo período de 2019. El informe destaca además que desde diciembre de 2019 la industria ya creó 36 mil puestos de trabajo, a lo que se agrega el marcado dinamismo de los servicios basados en el conocimiento que en materia de empleo continúa batiendo récords todos los meses.

En concreto, el informe señala que desde septiembre de 2020, más de la mitad de las 1.000 plantas industriales relevadas por CAMMESA vienen consumiendo más energía que en el mismo período de la prepandemia -la única excepción fue mayo de 2021, que coincide con el pico de la segunda ola-. “En agosto, el 57,4% de las plantas industriales consumió más energía que en el mismo período de 2019, lo que da cuenta de que la mayoría de las fábricas está con niveles de actividad superiores a los de hace dos años atrás”, destaca el informe.

Asimismo, la mejora de la actividad industrial viene impactando favorablemente en el empleo formal industrial. Entre diciembre de 2019 y mayo de 2021 se crearon más de 36.000 puestos de trabajo formales en la industria, con 18 de 24 provincias en alza. De ese total, aproximadamente 25.000 son empleos directos del sector manufacturero y los 11.000 restantes corresponden a personal contratado por agencias de empleo temporario pero que en la práctica trabajan directamente en la industria.

En términos geográficos, de los 36.000 empleos, más de 29.000 los explican las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Ahora bien, viendo en variaciones relativas, se destacan particularmente Tierra del Fuego (+29,2%) y San Luis (+8,3%), ambas jurisdicciones que habían registrado las contracciones del empleo industrial más profundas durante los años previos. La mejora del empleo industrial está también difundida a nivel municipal, con el 72% de los departamentos del país con más empleo fabril que a fines de 2019.

Por fuera de la industria manufacturera, se destaca también la fuerte mejora del empleo en los servicios basados en el conocimiento, que continúa batiendo récords mes a mes. En junio, el empleo formal en el sector fue 6,3% mayor al de un año atrás (+21.000 puestos), siendo dicha variación la más elevada desde 2011. Las alzas del empleo más importantes se dieron en servicios informáticos (+8,1%) y servicios audiovisuales (+22,2%).

Por otro lado, la recuperación de la industria manufacturera argentina viene siendo más acelerada comparada con otros países a excepción de China. Tomando el dato de julio (último con información para todos los países) se ve que la producción fabril argentina creció 5,6% contra 2019, una cifra superior a la de Brasil (-1,5%), España (-5,4%), Francia (-10,4%), Italia (-4,5%), India (-2,1%), México (-3,0%), Alemania (-9,0%), Japón (-6,2%), Chile (+2,8%) y Estados Unidos (+0,9%). De 11 ramas analizadas, en todas el desempeño argentino fue mejor al del promedio de los países mencionados entre julio de 2019 y 2021. Se destaca la diferencia de performance en rubros como el químico (+31,4% contra +1,2% en el promedio de países) y automotriz (+17,0% contra -12,5%).

El informe también destaca la gradual recuperación de los sectores más afectados por la pandemia, tales como turismo y comercio de indumentaria y calzado. La fuerte baja de contagios -producto del avance de la campaña de vacunación- ha permitido que la movilidad de las personas se encuentre en niveles máximos desde el inicio de la pandemia, todo lo cual ha viene repercutiendo favorablemente sobre la actividad de los sectores más golpeados por el COVID-19.

En este sentido, el informe destaca la recuperación sostenida de las ventas diarias con Ahora12 (que en agosto fueron 20% mayores en valores constantes a los de principios de marzo de 2020), destacándose el repunte en prendas de vestir y calzado y turismo de cabotaje. Este último sector viene experimentando una significativa mejora en las últimas semanas, coincidente con el lanzamiento de la segunda edición del programa Previaje.

En contraste con estas subas, los rubros “ganadores” con la pandemia (aquellos ligados a la vida dentro del hogar) han ido perdiendo protagonismo dentro de los consumos en las últimas semanas. De acuerdo al informe, “la gradual normalización de los patrones de consumo puede visualizarse mejor si se contempla el peso relativo de cada rubro dentro del total de las ventas con Ahora12”.

Por ejemplo, antes de la pandemia, el rubro de electrodomésticos y tecnología promediaba el 27,5% de las ventas del programa. Entre marzo y diciembre de 2020, dicha cifra fue del 37,3%, reduciéndose al 31,4% en los últimos meses. Algo similar ocurrió con equipamiento y mantenimiento del hogar, que promedió el 11,8% de las ventas con Ahora12 en la prepandemia, llegó a superar el 17% en septiembre-octubre del año pasado y en los últimos meses retornó a cifras similares a las de la prepandemia.

Por su parte, las ventas de prendas de vestir y calzado -uno de los rubros más importantes del programa- representaban el 30,7% de las ventas con Ahora12 en la prepandemia. Entre marzo y diciembre de 2020 dicha cifra fue del 20,8%, pero la gradual recuperación de los últimos meses la llevó al 28,5% en julio-agosto de 2021. Con el turismo se observa una tendencia muy similar.

Descargá el informe completo

Fuente: Ministerio de Desarrollo Productivo