IFE: desafíos en tiempos de COVID-19

  • 342

Un informe oficial analiza a quiénes va dirigida la ayuda: se estima que el 64% es pobre y 17,9%, indigente.

La Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía a cargo de Mercedes D’Alessandro presentó el informe “Ingreso Familiar de Emergencia: Análisis y desafíos para la transferencia de ingresos a trabajadores/as precarios/as”, un documento que permite contar con una radiografía completa de la población vulnerable que acudió al Estado a pedir una ayuda en medio de la pandemia de COVID-19.

En ese estudio se determinó que, del conjunto de los potenciales beneficiarios del IFE, el 64% es pobre y el 17,9% es indigente.

“Este documento apunta a desarrollar una síntesis de las brechas de género en el país y a elaborar un diagnóstico que permita incorporar a las políticas económicas la perspectiva de género, esencial para recalibrar los instrumentos con los que se va a recuperar y encender la economía argentina”, explicó D’Alessandro.

"El IFE es una herramienta de política novedosa para la Argentina y que se pone un objetivo muy desafiante: captar a la economía informal, relevarla y hacerles llegar una transferencia de dinero aún cuando la mitad de la población objetivo no tiene cuenta bancaria (y muestra una alta preferencia al efectivo). Todo esto, en un contexto de aislamiento social, con herramientas digitales muchas construidas a medida y la mínima exposición al contacto personal, en un sector que habitualmente se relaciona y aborda desde lo territorial", agregó la Directora Nacional de Género.

Descagar PDF DNEIG - Ingreso Familiar de Emergencia - Análisis y desafíos (1.06 MB)

Fuente: Ministerio de Economía

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!