Facturas apócrifas

  • 399

La AFIP estaría comunicándose con contribuyentes de IVA que declararon un crédito fiscal proveniente de esos documentos.

La AFIP está enviando notas a empresas y contribuyentes del régimen general en el cual les comunica que parte del crédito declarado en el período enero-diciembre del 2018 por IVA, proviene de este grupo de empresas que se suponen son truchas.

Las notas no constituyen una intimación legal en sí mismas. Son más bien un aviso de que el organismo está en conocimiento de las operaciones declaradas e invitan al contribuyente a regularizar su situación en el plazo de 10 días de recibida la carta.

De no hacerlo, la empresa puede recibir después una inspección y hasta el inicio de un proceso legal. El tributarista Ezequiel Passarelli comentó a Ámbito Financiero que el envío de estas notificaciones a inicios del 2019 que ya tiene detectadas irregularidades del año anterior "dan la pauta de lo rápido que están detectando las empresas truchas ahora".

El procedimiento de la AFIP además busca bajar costos. Las notas se envían electrónicamente, las rectificaciones que correspondan también. De evitarse las inspecciones en el lugar y los procedimientos judiciales, la AFIP se ahorra una importante suma en gastos burocráticos.

A partir de 1 de abril próximo las facturas y tickets de papel van a pasar a la historia. Toda la documentación que avalen transacciones comerciales serán electrónicas, tanto en el comercio minorista como en el mayorista.

También alcanzará a todas las categorías de monotributistas. Todas las registradoras fiscales deberán tener nuevas memorias digitales que permitan una comunicación en tiempo real con los servidores de la AFIP.

Así se podrán acotar la emisión de facturas apócrifas, de empresas fantasma que se arman a solo efecto de generar un crédito fiscal ficticio. En la AFIP ya saben que al eliminarse el papel, las usinas que antes podrían ser imprentas, se mudaron a internet. Allí están atentos a las direcciones IP. Ahora cualquiera puede llegar a armar una IP en algún servidor en el exterior, y desde allí emitir facturación apócrifa.

Fuente: IProfesional

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!