Inundaciones e incendios

El Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos (SINAGIR) es el organismo encargado de coordinar asistencia en situación de emergencia.

Inundaciones e incendios

El Gobierno comenzó a colaborar con Río Negro en la lucha contra los incendios forestales declarados en las cercanías de San Carlos de Bariloche, mientras mantiene activas las brigadas del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF) en Buenos Aires y Chubut y continúa prestando ayuda a la población de las provincias del Litoral afectadas por las inundaciones.

El Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos (SINAGIR) es el organismo encargado de coordinar toda la asistencia que la Nación le presta a las provincias en situación de emergencia y realizar los seguimientos con las autoridades locales.

Dos de los focos registrados en Bariloche se encuentran a poca distancia de la ciudad, en tanto que los restantes están ubicados en áreas donde existen pastizales.

A su vez, el subsecretario de Operaciones de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, Daniel Russo, viajó a Lago Puelo, en Chubut, para organizar las acciones que realiza personal SNMF para ayudar a combatir un incendio desatado en el cerro Hilario.

El foco se encuentra en una zona de difícil acceso, pero alejado de población, reportaron hoy los brigadistas que intervienen en el combate del fuego.

Cuatro aviones hidrantes y dos helicópteros con helibalde destinados por el SNMF son utilizados en las tareas que se llevan a cabo en articulación con efectivos de Gendarmería y de la policía local, efectivos del Servicio Provincial del Manejo del Fuego, bomberos voluntarios y personal de Defensa Civil.

Otros puntos ígneos más pequeños detectados en la localidad de Trevelin y cerca del paraje Pedregoso, en el límite entre El Hoyo y Epuyén, y en los cuales intervinieron fuerzas nacionales, se encontraban esta mañana en guardia de cenizas.

El organismo, además, despachó un avión hidrante y un observador para ayudar a las fuerzas bonaerenses a luchar contra dos focos originados en las ciudades de Tornquist y Médanos, respectivamente, que en las últimas horas fueron controlados.

En tanto, las fuerzas federales continúan desplegadas en las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe para brindar ayuda a las familias afectadas por las intensas lluvias y la crecida de ríos y arroyos.

Colaboran con el transporte de evacuados en las zonas rurales que quedaron aisladas, realizan tareas de custodia y seguridad en las rutas y ayudan con la distribución de víveres y la preparación de alimentos en los refugios que fueron cedidos por el Ejército.

Los damnificados recibieron alimentos, suministros básicos y recursos sanitarios enviados por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

Permanecían aún evacuadas cerca de 3000 personas en las cuatro provincias afectadas, de acuerdo con el último reporte emitido por el SINAGIR.

En las ciudades entrerrianas de Concordia y Concepción del Uruguay siguen funcionando como centros de evacuados el Regimiento de Caballería de Tanques 6 y el Batallón de Ingenieros Blindados II, respectivamente, donde los efectivos asisten y brindan alimento a más de 280 personas.

En Corrientes, las acciones se centran en General Alvear, Esquina, Pueblo Libertador, Las Palmitas, Rincón Quiroz y Chaquito.

Los efectivos que están apostados en Santa Fe concentran sus tareas en Villa Minetti, Los Amores, Cañada Ombú, Fortín Olmos, Los Tábanos, Golondrina e Intiyaco, en el extremo norte de la provincia.

La Dirección de Vialidad Nacional, dependiente del Ministerio de Transporte, mantiene interrumpido desde el último fin de semana un tramo de la ruta nacional 3, entre el acceso a las localidades bonaerenses de Pehuen Co y Monte Hermoso, por el desborde de agua en la calzada.

Los conductores viajen en sentido Bahía Blanca – Monte Hermoso, deben desviarse por la ruta provincial 51 hasta la altura de Frapal, girar por la ruta provincial 72 hasta Coronel Dorrego para luego retomar la ruta nacional 3 y descender hasta el acceso a Monte Hermoso.

En el sentido inverso, los usuarios deben desviarse en la rotonda de intersección de la ruta provincial 78 y la ruta nacional 3 hasta el kilómetro 603 y tomar el camino vecinal por 9 kilómetros hasta retomar la circulación por la ruta nacional 3 en el kilómetro 610.

 
 
 
 

 

Fuente: Casa Rosada