Reclaman que se puedan usar los Cedin para comprar inmuebles rurales

  • 329

El listado de destino de los fondos para los Cedin menciona viviendas, lotes, galpones, oficinas y parcelas. Ahora, buscan que se especifique en la reglamentación de la norma la frase

Por error u omisión, el Gobierno olvidó incluir a los inmuebles rurales en el régimen de blanqueo de divisas. La ley para facilitar el ingreso de dólares no declarados en el circuito legal para destinarlos a negocios inmobiliarios a través de los Certificado de Depósito para Inversión (Cedin) no incluye a esos bienes.

"No sabemos por qué, pero no están incluidas las operaciones inmobiliarias rurales. Surge que la ley es más para negocios urbanos, pero la inversión en campos también es inmobiliaria", expresó al matutino La Nación Roberto Frenkel Santillán, presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR).

El listado de destino de los fondos para los Cedin menciona viviendas, lotes, galpones, oficinas y parcelas. Habla de parcelas, que pueden ser del ámbito urbano, pero no precisa si también se trata de parcelas rurales. Frente a este vacío, la CAIR envió cartas a una decena de diputados antes de la sanción de la norma para que se explicitara ese fin. Entre otros, figuraban varios kirchneristas, como Roberto Feletti, y opositores, como Alfonso Prat-Gay, de la Coalición Cívica, y Gustavo Ferrari, hombre de Francisco de Narváez. Pero no tuvieron éxito.

Ahora, buscan que se especifique en la reglamentación de la norma la frase "parcelas rurales".

"Habría que incluirla en la reglamentación; esto tiene que estar explicitado. Esperamos que, además de parcelas, se especifique parcelas rurales", indicó Frenkel Santillán.

Apuntando a ese objetivo, la CAIR también le envió una carta a la presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont. La funcionaria participó junto al jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray; el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el viceministro de esa cartera, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en la presentación pública de la iniciativa oficial.

Las inmobiliarias rurales piden que "la reglamentación de la ley especifique que el destino de fondos que tendrán los denominados Cedin incluya las operaciones con campos rurales".

"El artículo segundo de la ley en cuestión no aclara dicho extremo. Por lo tanto, estimamos necesario que las parcelas rurales estén contempladas expresamente entre los destinos de inversión", agrega la carta.

Y añade: "Si bien en la Cámara entendemos que en el espíritu del proyecto está contemplada toda inversión inmobiliaria, creemos conveniente que dicho punto quede aclarado al momento de su reglamentación para lograr los resultados esperados".

En el sector subrayan que la compra de una parcela rural también es una operación inmobiliaria.

Frenkel Santillán también recordó que en la actualidad muchas tierras rurales se transforman en desarrollos urbanos, como barrios cerrados o countries.

Eso es justamente lo que también le advirtieron a la presidenta del Banco Central. "Hoy existen tierras rurales que en muchos casos pasan a ser desarrollos urbanos, suburbanos, loteos y/o barrios, cuya inversión inicial en la compra de tierra significa sólo el 5 por ciento de la inversión total a realizar", destacan en la carta las inmobiliarias rurales.

En el sector sostienen que incluir las operaciones inmobiliarias rurales en la nueva norma podría ayudar a un mercado que, como sucede con la comercialización de inmuebles en general, está muy alicaído.

Por el cepo a la compra de dólares y las limitaciones a la adquisición de tierras por parte de extranjeros (instrumentadas con una ley sancionada en 2011), el año pasado la compraventa de campos cayó 70% respecto del año anterior. "Hoy hay un parate importantísimo y preocupante en las operaciones de compraventa de campos", graficó Guillermo Villagra, socio de la consultora Openagro y conocedor del mercado.

Fuente: IProfesional

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!