Inactivación de CUIT por situación irregular

  • 505

La Cámara de Apelaciones consideró que la inactivación de CUIT de empresas con situaciones irregulares no viola el derecho de trabajar.

La Justicia expuso que la Clave Única de Identificación Tributaria no es un derecho personalísimo del contribuyente, sino que se adquiere a través de un procedimiento reglado y se mantiene sólo cuando se cumplen determinados requisitos.

En el caso, la Cámara entendió que la decisión de la AFIP fue correcta atento que la contribuyente se encontraba en alguna de las situaciones previstas en el art. 4 de la Resolución General 3.358/2012 (AFIP), es decir, no registraba altas en impuestos o regímenes; no presentó declaraciones juradas de impuesto desde el primero de enero del año anterior a la fecha de evaluación; no declaró ventas en el I.V.A o ingresos en el Impuesto a las Ganancias o empleados o trabajadores activos en “Mi Simplificación”.

Adicionalmente, debe aclararse que el organismo recaudador prevé un régimen por el cual el contribuyente puede solicitar la rehabilitación de la CUIT, al ofrecer prueba que demuestre que no encuadraba en las situaciones mencionadas, pudiendo obtener así nuevamente su clave única de identificación tributaria. En consecuencia, la Cámara no encontró elementos para sostener que los derechos de la actora habían sido vulnerados con el proceder de AFIP.

Antecedentes

En agosto de 2012, titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, había informado que el organismo cancelaba más de 400.000 CUIT de “sociedades fantasma”. En su mayoría, se trataron de firmas dedicadas al comercio, los servicios inmobiliarios, la industria manufacturera y la construcción.

La medida se hizo efectiva luego a través de la Resolución General 3.358, donde se especificaba que abarcaba a las firmas inscriptas antes del 1° de enero de 2011.

El administrador federal había explicado que la medida buscaba “fortalecer” las acciones de control y “atacar” distintas maniobras, desde las empresas creadas para funcionar como “carpetas” o “usinas” para el desarrollo de actividades tendientes a facilitar la evasión fiscal hasta aquellas que se utilizan para comprar inmuebles y así sacarlo del patrimonio de la persona por cuestiones de responsabilidad.

Fuente: AFIP

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!