Ley de Teletrabajo

  • 430

Hoy se publicó en el Boletín Oficial el texto de esta Ley, con modificaciones a la LCT.

El Senado de la Nación, con fecha 30 de julio convirtió en ley el proyecto que regula el teletrabajo, sentando las bases y presupuestos legales mínimos de esta modalidad de prestación de tareas en aquellas actividades que por su naturaleza y particulares características así lo permitan, la cual se ha impuesto con gran fuerza en estos tiempos de pandemia.
La nueva ley entrará en vigor 90 días después de que termine el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) vigente incorporando el art. 102 bis a la Ley de Contrato de Trabajo, en el Titulo III “De las modalidades del contrato de trabajo” aprobado por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias.
La Ley N° 27.555, define al teletrabajo, como aquel que tiene lugar cuando la realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios, sea efectuada total o parcialmente en el domicilio de la persona que trabaja, o en lugares distintos al establecimiento del empleador, mediante la utilización de tecnologías de la información y comunicación.

Entre los principales puntos regulados por dicha normativa destacamos:
· Remuneración: las personas que trabajen bajo esta modalidad, gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las que trabajen en forma presencial y su remuneración no podrá ser inferior a la que percibían o percibirán bajo la modalidad presencial.
· Jornada laboral: debe establecerse previamente por escrito, estando a disposición del empleador en los horarios pactados, pudiendo acordar guardias pasivas o permisos en caso de urgencia, que luego serán compensados conforme lo convenido entre las partes y de conformidad con los límites legales y convencionales vigentes. El empleador desarrollará plataformas y/o software de trabajo acordes a la jornada laboral pactada, tanto en lo que respecta a lo convenido por hora, como por objetivos, impidiendo su conexión fuera de la misma.
· Desconexión digital: distinto al derecho de descanso. Prohíbe al empleador que envíe algún mensaje o que irrumpa de cualquier manera en el tiempo de descanso del trabajador. Este derecho se funda en el respeto a la libertad, intimidad y privacidad del trabajador, a ser persona independientemente del trabajo. En caso de que el empleador no cumpla con este derecho, el trabajador puede extinguir el vínculo de trabajo por despido indirecto.
· Elementos de trabajo y compensación de gastos: el empleador debe proveer los elementos de trabajo. Implica brindar al trabajador la conectividad que necesita para teletrabajar (computadora, software, plataforma).
· Principio de Reversibilidad: es el artículo más conflictivo y que más controversias genera. Implica que la persona que trabaja en forma presencial deberá prestar consentimiento para pasar a la modalidad de teletrabajo, existiendo la posibilidad de ser revocado por el trabajador en cualquier momento de la relación laboral, en dicha situación, el empleador deberá otorgar tareas en el establecimiento en el cual las hubiera prestado anteriormente, o en su defecto, en el más cercano al domicilio del dependiente, salvo que existan motivos fundados que resulte imposible la satisfacción de tal deber.
· Tareas de cuidado: el trabajador que acredite tener tareas de cuidado a su cargo de manera única o exclusiva de adultos mayores, menores de trece años y discapacitados, tendrá la posibilidad de solicitar a su empleador que se respete tal situación, debiendo este último otorgarle horarios de trabajo compatibles con dichas tareas de cuidado, bajo pena de considerarse discriminatorio cualquier acto, conducta, decisión, represalia u obstaculización de parte del empleador que lesione los mencionados derechos.
· Capacitación: el empleador deberá garantizar la capacitación de sus trabajadores de las tecnologías de la información y comunicación.
El trabajo remoto o teletrabajo sin lugar a dudas ha llegado para quedarse, y se espera que la presente ley, otorgue al trabajador que realiza tareas bajo esta modalidad, condiciones dignas de trabajo y compatibilización entre la vida profesional y familiar.

 

Para ver la Ley 27.555 haga click aquí.

Fuente: Carolina Elizabeth Pelegrina

Boletín de noticias

Suscribíte a nuestro Boletín de noticias

¡Quedemos conectados!